• Inicio
  • Imprescindibles
  • Historia del HTPC

Historia del HTPC

Valoración del Usuario:  / 4
MaloBueno 

En los últimos años, el ordenador personal y su uso han sufrido importantes evoluciones. La irrupción de Internet fue, sin duda alguna, la que produjo los efectos más contundentes, pero el posterior nacimiento de las redes P2P y su uso extendido, dio lugar a un concepto nuevo de PC’s como era el del uso multimedia de estos aparatos.

Posteriormente surgieron las tarjetas sintonizadoras de TV, que acabaron de cerrar el círculo y empezaron a sugerir las posibilidades que muy poca gente imaginaba. En ese momento, podíamos utilizar el PC para ver televisión, y, como no, para grabar directamente en el disco duro los programas de televisión que queríamos con la simplicidad de un solo clic. Qué lejos empezábamos a ver aquello de comprar cintas de video, almacenarlas y ponerlas cada vez que quisiéramos ver un programa grabado.

Pero claro, hasta ese momento, el PC seguía siendo un aparato voluminoso, ruidoso y relegado al despacho de casa para utilizarlo en las tareas más rutinarias que existían.

Y ahí es donde nace la necesidad del HTPC o Home Theatre Personal Computer.

 

¿Qué es un HTPC?

Pues muy sencillo. Se trata ni más ni menos que de un Ordenador Personal cuyas características físicas (estéticas) y cuyos componentes lo hacen adecuado para el uso multimedia, conectado a un Televisor y ubicado en el salón de casa. Si esto lo complementamos con el software adecuado y con su manejo mediante un mando a distancia, ya tenemos un HTPC perfecto….

Con respecto a sus características físicas, existen en el mercado multitud de opciones en cajas de HTPC para todos los gustos, capaces de hacerse pasar por un reproductor de DVD de un salón cualquiera, que, para nada, desentonarán en nuestro Salón.

Los fabricantes de cajas de ordenador, conocedores de las posibilidades de mercado que se han abierto, están fabricando cajas de dimensiones reducidas, estéticas cada vez más depuradas y totalmente silenciosas para captar a un público cada vez mayor. Así, nos encontramos desde las típicas cajas en forma de “cubo” hasta las ultraplanas que emulan a un decodificador o DVD de salón normal y corriente.

 

Pero la parte más importante del HTPC está dentro y es lo que nos va a permitir darle el uso que queremos en función de los componentes que tenga nuestro HTPC. Hablamos básicamente de los componentes multimedia, es decir, necesitaremos que tenga una tarjeta gráfica potente y con salidas adecuadas para conectar a nuestro TV, tarjeta de sonido con buenas y suficientes salidas, sintonizadora de TV, discos duro con gran capacidad de almacenamiento, y por supuesto, componentes lo mas silenciosos posible.

En cuanto al software que nos permita manejar todos estos componentes de forma adecuada, existen diversas opciones en el mercado, la más “oficial” por llamarle de alguna es la que ofrece Microsoft como parte integrante de su nuevo sistema operativo Windows Vista en algunas versiones, llamada Windows Media Center.

Pero como hemos dicho, existen muchos Front-Ends en el mercado. Como software libre, tenemos MediaPortal una gran alternativa a Windows Media Center, con la ventaja de estar en continuo desarrollo, ser gratuito y mucho más parametrizable y personalizable que el de Microsoft, aunque éste tiene como ventajas frente a aquel su interface, mucho más agradable, y la robustez que da el hecho de ser un sistema cerrado.

Windows Vista Media Center:

MediaPortal:

 

También tenemos opciones dentro de Linux, como es MythTV, Meedio, Ubuntu Media Center, etc. etc.

 

Por último, ¿Qué podemos hacer con un HTPC?

Pues eso va a depender en gran medida del equipo que tengamos y de las posibilidades que nos ofrezca el software que instalemos, pero como mínimo, vamos a poder ver y grabar TV en vivo, con la ventaja de poder utilizar el llamado “TimeShifting” o pausado de la TV en vivo, así como poder consultar la EPG o guía electrónica de programas, vamos a poder escuchar los CD’s de música que tengamos guardados en nuestro disco duro, así como los vídeos que tengamos almacenados, vamos a poder hacer visualizaciones de fotografías que tengamos almacenadas con una melodía musical de fondo… en fin, una gran variedad de posibilidades que crece cada día conforme estos sistemas se van integrando en nuestros salones.

Guía de Programas (EPG) en Vista Media Center:

 

¿Y todo esto a que precio?

Bueno, pues eso va a depender de muchos factores, si compramos un sistema ya montado, podemos encontrarlo a partir de los 800€ hasta los 3.000€, si decidimos montarlo nosotros y nos consideramos capaces, con un presupuesto de menos de 1.000€ podemos montarnos un equipo que hará las delicias de todos los miembros de la casa.